viernes, 1 de febrero de 2008

Nuestra lista al Congreso

La verdad es que a uno no le queda más remedio que pedir perdón por el sólo hecho de ser bilbaino -no por "ir de bilbaino", lo cual deberá por fuerza convertirse en el más horrible de los pecados y merecer en consecuencia todas las excomuniones divinas y humanas, además de las eclesiásticas.
Una vez presentadas mis excusas debo decir que algunas veces hasta lo sabemos hacer bien los bilbainos .
Me refiero a la candidatura de Vizcaya para las próximas elecciones generales presentada por UPyD. Prescindiendo de quien la encabeza -el que firma este comentario-, los nombres que el Comité Electoral de Vizcaya ha presentado a la Junta Electoral se basan a mi juicio en tres factores: la transversalidad, la trayectoria y la conexión con los movimientos cívicos que se sitúan en nuestros orígenes más inmediatos.
Hacemos transversalidad. Liberales y socialistas, ex pepés y ex Izquierda Unida. Ahí está Katy Gutiérrez, que fue en su día una excelente rival en el Parlamento vasco, una mujer que colaboró con los movimientos cívicos del Foro de Ermua y que va nada menos que de dos en la candidatura.
La trayectoria ejemplar tiene dos nombres en la lista: Vidal de Nicolás -cerrando la candidatura- y Tomás Tueros al Senado. No necesitan de presentación. Basta con citar sus bombres para evocar la lucha antifranquista, la sensibilidad por la culttura, el nacimiento de un sindicalismo libre y comprometido y la margen izquierda que es historia y es presente y futuro.
No resulta difícil encontrar la huella de las personas que encarnaron los movimientos cívicos en nuestra lista: Katy, Vidal y tantos otros que no están en la lista pero cuyo compromiso está ahí.
Dicen los ingleses eso del "last, but not least" -lo último, pero no lo menos importante-. Y ahí está también mi querido doctor Gabilondo, llegado de Cruces y de una fé inquebrantable en todas las ideas que defendemos.
Y está el resto de la candidatura: gente de la Universidad, experta e inexperta en política. Y tenemos hasta una funcionaria de la Unión Europea -María Tellería- que presta su contribución a la paz en uno de los pasos que comunican -y separan- a Palestina de Israel.
No creo que deba escribir más para expresar mi convicción más íntima en que para mí es un orgullo como bilbaino y como liberal encabezar esta candidatura.

3 comentarios:

Blanca Oraa dijo...

Te has cerrado como un mojojón.

Lord Kobol dijo...

Hola Fernando,

Se ha creado un Foro de Ayuda a UPyD:

http://ayudaupyd.creatuforo.com/

Saludos.

El blog de Fernando Maura dijo...

Hola Blanca, recupero de esta manera mi conversación contigo. No sé muy bien a qué te refieres. El otro día le puse un par de SMSs a tu amiga Margarita de los que no tuve respuesta. Ayer domingo estuve en el bar de Zampa y no había ni rastro de ninguna de las dos -como creo que Margarita es un ser virtual, no me extraña; tampoco que no estuvieras tú: hacía una tarde-noche infernal-. En fin, que el "mojojón" se cierre como una ostra es hasta lógico, pero que las margaritas recorran el sentido inverso de su existencia lo es bastante menos. Muchos besos y hasta la próxima.