martes, 30 de junio de 2009

El 7J

Apenas son las 7 y cuarto de la tarde cuando el portero del hotel Villarreal me franquea la entrada. Carlos Mart.inez Gorriarán, Paco Pimentel, David Andina, Antonio Ballesteros y otros compañeros evolucionan por el amplio salón que UPyD ha reservado para el seguimiento de las elecciones.
Carlos dice que Rosa ya ha llegado. Así que subo a la habitación. Sobre la mesa una novela sueca, de las que Rosa es tan partidaria.
Van apareciendo Mayka Paniagua, Carlos Martínez Gorriarán, Mikel Buesa, Paco Sosa -con Mercedes y su hijo Igor...
No hay "vietnamitas" -encuestas realizadas a pie de urna- así que especulamos con la participación, que es prácticamente la misma que en las pasadas elecciones.
Por contra, la noche no será larga -o la pesadilla de la espera no durará demasiado-: hay anunciada comparecencia de la vicepresidenta y del ministro para las 10 de la noche.
Han cerrado ya las urnas y los rumores se suceden. Llama un compa´ñero y dice que -según el PSOE- este partido y el PP están prácticamente empatados, con una ligera ventaja para este último; UPyD tendría 2. Rosa cree que se trata de una intoxicación.
Pronto los apoderados de UPyD "escupen" los resultados de sus mesas. No pueden ser mejores: tercera -y hasta segunda- fuerza política, triplicamos resultados de generales... Exultante, Rosa -que pasa de una a la otra habitación, como en un manojo de nervios- afirma: "El primer escaño lo sacamos con los votos de Madrid el segundo con los del resto deEspaña".
Son aproximadamente las 10´30 cuando las televisiones conectan con De la Vega y Rubalcaba. Leen resultados con más del 50% escrutado. Ha ganado el PP, UPyD ha obtenido un escaño.
Con el 80% los resultados no se mueven. Aún no se ha cambiado para la intervención ante medios, afiliados y simpatizantes y cubierta por un albornoz, Rosa se aproxima a mí y me da un sentido abrazo en el que me transmite todo su pesar.
arreglada ya, para la ocasión intercambia opiniones con Paco Sosa sobre el contenido de la intervención de este. Rosa me pide que les acompañe en el estrado. Iré, llevando la procesión por dentro.
Abajo, Rosa recuerda los datos más significativos, coreada por todos los presentes. Paco ofrece su pésame a todos los que han participado en nuestra marginación: el CIS, los medios de comunicación oficiales...
Bajo del estrado. Rosa y Paco se dedican a la prensa, yo hablo con los compañeros y amigos: Araceli Aponte, Pilar y Eloy, Alvaro Ballesteros, Carlos Rey, Félix Nunez... El resultado ha sido excelente, aunque yo me haya quedado en el camino.
Es un sentimiento agridulce. Esta vez ha sido y, a la vez, no ha podido ser. Pero UPyD, aún preterido por todos los que han podido hacerlo, sigue adelante y la decisión que yo mismo tomaba en noviembre de 2.007 de incorporarme a este nuevo proyecto se ve correspondida por un número cada vez mayor de ciudadanos.
UPyD va adelante y yo también.

2 comentarios:

Sake dijo...

Lo importante es ver mejora, avance. Si no es asi el desánimo nos puede llenar el espíritu y un espíritu desanimado rinde mucho menos, cuenta mucho menos y además no ve futuro que merezca la pena. No es el caso UPyD va a más ¿lástima el segundo escaño!, otra vez será.

JL Martínez Hens dijo...

Nos hará falta para las próximas.