sábado, 15 de marzo de 2008

Gente de choque, gente chocante

Era la hora de comer del pasado martes. La coordinadora de UPyD de Vizcaya se reunía a comer un menú del día pra establecer nuestra estrategia de actuaciones para la semana.
En esta ocasión teníamos algo importante que comentar: la presencia de nuestro incipiente partido en el Congreso de los Diputados.
Fui el primero en llegar al local. Me acodé en la barra, donde abrí un periódico.
Muy pronto entró Lois. Nuestra conversación se refirió a los resultados electorales, y a las incidencias ocurridas en el día, como es lógico.
Lois me contaba que, como apoderado del partido en Getxo, una de sus preocupaciomes consistía en comprobar si las papeletas de UPyD se encontraban a disposición de los electores en las mesas y las cabinas de los colegios.
- De repente me dí cuenta de que no había papeletas del Partido Socialista en una de las cabinas -me explicaba Lois-. Entonces me dirigí al presidente para comentárselo. Este echó un vistazo a mi acreditación de UPyD y me miró un tanto desconcertado. "¿Pero usted no es...?", me preguntó. Sí, yp soy apoderado de otro partido, ¿pero pasa algo porque me interese también por lo que pueda ocurrir con los otros?
La anécdota me parece significativa del espíritu que existe en este partido. Una idea de la democracia abierta e integradora, donde los militantes de los partidos debemos ser, antes que nada, ciudadanos.
Lois ha conectado a la perfeccin con el nuevo estilo que pretendemos imprimir en la política española.

15 comentarios:

López dijo...

Ese gesto demuestra que no todos en política son iguales. Hay quienes anteponen la democracia y la libertad y quienes anteponen las ansias de sillón gubernamental.

Gestos así vienen de personas como Ud. o Rosa Díez, que se dejan dos "colosos" para trabajar en un partido pequeño.

Espero que siga con su labor en UPyD. Gente como Ud. o Buesa (ambos de tendencia liberal progresista) son la garantía de que el partido vaya por la senda de la transversalidad. En un partido que acaba de nacer hay muchas tentaciones de llevárselo para un lado ideológico u otro, y por eso creo que es importante que haya gente que intente salvaguardar ese discurso transversal que tan bien se plamó en el manifiesto fundacional y en el programa electoral.

Espero que Rosa Díez no se olvide de los liberales en el Congreso.

Saludos

Lord Kobol dijo...

A mi me pasó algo parecido como apoderado, dos viejecitas querían votar al PSOE pero habían cogido papeletas del PSD (Partido SocialDemócrata, de Tamayo) y les indiqué que esas no eran, me pidieron ayuda para rellenar las del Senado y una apoderada del PSOE se acercó haciendo aspavientos hasta que vio que les había indicado todo correctamente, se llevó el reproche de las señoras jeje y yo dos besos de cada una de ellas jeje

Me lo pasé muy bien haciendo de apoderado, nunca había participado en unas elecciones. Fue un día muy cansado pq tenía dos colegios para mi solo y di mas vueltas que una peonza xDD al final al hotel a celebrarlo un poco xDDD

Antonio Valcárcel dijo...

Estimado Fernando:

La diplomacia puede que sean el anhelo frustrado de muchos políticos, pero los que hemos optado por UPyD lo hemos hecho como respuesta a tanta hartura y camelo de los partidos políticos. Y hemos apostado por algo que se ha presentado como distinto y trasversal. La trasversalidad era reconocida por algunos reyes de castilla para investir a las sucesiones de parientes con títulos nobiliarios e hidalguía a los parientes trasversales.
Permítenos Fernando, conectar con UPyD como acicate a tanto cacique que ha vivido de la política de espaldas al pueblo. Si alguien cree que nos hemos equivocado, que nos corrija, pero nunca que traten de imprimir el pensamiento único o comportamientos dulce cuando la situación para muchos es muy amarga y discriminatoria.
Dijo Edmond Jaloux:- "La vida, la naturaleza, la humanidad sólo son bellas palabras cuando son transformadas por un cerebro creador".
Siempre mi más sincero abrazo y estima.

Lois dijo...

¡Ah, bandido! ¡Era un secreto! Bueno, da igual.

Empezó como una curiosidad. Quería ver la seriedad del sistema. No podía memorizar y visualizar todas las papelas, eran demasiadas, así que me dediqué a controlar las del PSOE y del PP, aparte de las nuestras.

Lois dijo...

Y por "indiscreto" (es broma), Fernando, te mando un regalo que he visto por ahí. Como sé que estás preocupado por lo de la coña climática, y el nivel del mar y del hielo, unos datos aquí y otros aquí. Fáciles de digerir.

Por cierto, te recomiendo mucho que visites el sitio de Antón Uriarte, que además de tener un criterio sensato, es de Sanse.

soz dijo...

¿Es casual la colocación de los productos en las estanterias de un supermercado?

Si está tan estudiada la ubicación de las diferentes ofertas en un centro comercial por qué algo tan importante como la disposición de las papeletas en la jornada electoral tiene ese vacío nomativo. ¿Por qué delegar tanto trabajo, responsabilidad y "poder" a los miembros de mesa y apoderados?

En mi opinión, al igual que se sortean los sitios en la papeleta del Senado, dentro de la propuesta de reforma electoral se debería incluir una previsión más detallada sobre este particular en búsqueda de la anhelada igualdad de armas.

Mar Seco dijo...

Fernando esta actuación que comentas me parece lo más normal, a mi no me choca.

Lois dijo...

Soz, te comento lo que yo ví, y te aseguro que me fijé. En las mesas, la disposición de papelas resultaba completamente aleatoria. En unas estaban en el mejor sitio unos partidos, y en la de al lado otros completamente distintos. Las de UPyD estaban en lo que a mí me parecío el mejor sitio en varias mesas. Y en otras, en sitios apartados. Como todos. Parecía pura suerte.

En las cabinas era distinto. Sobre todo porque había partidos "caraduras" que ocupaban las casillas sobrantes y ponían las suyas en muchas casillas. Pero no lo hace el partido necesariamente, sino cualquiera que pase por allí.

Blanca Oraa dijo...

@mar seco:
estoy de acuerdo contigo, hacer las cosas bien es lo normal, lo contrario es lo que hay que resaltar y combatir.

Mar Seco dijo...

@blanca: parece que eres la única que está de acuerdo.

soz dijo...

mar:

A veces, como en el caso que comentamos, lo que debería ser normal es excepcional.

Por ejemplo: Lo normal sería que al adversario político se reconociera alguna virtud, pero no es lo habitual.

Mar Seco dijo...

Se puede empezar por barrer la propia casa.

Blanca Oraa dijo...

@sos:
yo estoy en contra de que seamos adversarios, eso para empezar.
Para seguir, estoy de acuerdo contigo en que tendríamos que reconocernos las cosas buenas todos y para terminar si pones una arroba delante del nombre de la persona a la que te diriges, es más correcto y sencillo entenderte.

Cpp dijo...

La anécdota es simpática, pero muestra cierto desconocimiento de lo que suele ocurrir en los colegios electorales, porque suele ser lo normal.

Yo, del PP, podría contar un montón de anécdotas de buena gente del psoe, de ciu, del pnv, de iu. Menos de erc, siempre me he encontrado buena gente en todos los partidos.
Al mismo tiempo, hay personas sin escrúpulos en TODOS los partidos, como en la vida.

En mi colegio, la apoderada de upyd era una simpática chica y pasamos un buen rato charlando.

Blanca Oraa dijo...

@mar:
a estos chicos de UPyD parece que solo les gustan las cosas serias, me siento ignorada, no sé si ponerme seria yo también para que me hagan un poco de caso...