jueves, 21 de octubre de 2010

Reunidos en Argel (7)

Nuestra llegada al aeropuerto de Argel se parece poco a la que experimentábamos sólo hace ocho meses atrás. Pasamos el control de pasaportes sin problema y ningún policía de aduanas nos hace reserva alguna en relación con nuestras maletas. Claro que no llevamos cámara de vídeo para grabar imágenes del evento. En febrero esa circunstancia nos oligaría a una larga estancia en ese terreno de nadie que media entre el control de pasaportes y la salida del aeoropuerto.
A cambio, caemos en el desbarajuste organizativo que nunca se sabe exactamente a qué causa atribuirlo. Es posible que faltara algún componente de la delegación española, que no hubieran llegado los autobuses para nuestro traslado al hotel, que no estuviera a punto la escolta policial… ¿quién sabe?

Nos habíamos hecho a la idea de que buestra intervención en el plenario era difícil que se produjera. Ese sábado por la tarde la agenda estaría inevitablemente cargada de oradores, dada la extensión de la bienvenida de la mañana y que el domingo estaba prevista la intervención de los activistas saharauis desplazados de forma expresa de los territorios ocupados por Marruecos a Argel para ofrecer cumplido testimonio de los actos de represión que ese Estado ha desatado sobre ellos.
Pero nuestra capacidad de sorpresa carece de límites. Una voz apagada anuncia desde la mesa presidencial –creo, porque apenasresulta audible- que tiene la palabra Carlos Rey.
Mi compañero de partido y responsable del Comité que gestiona los asuntos del Sahara en nuestro grupo de trabajo camina con parsimoia hacia la tribuna. Toma la palabra y con un verbo flamígero que yo desconocía en su persona desbroza el punto de vista de nuestro partido respecto de los problemas que vive el por mucho tiempo territorio español.
Ya está –pienso yo-. No cabe ninguna intervención más de UPyD. Pero, por lo menos, esta ha sido resuelta de modo más que aceptable.
Pero ya digo que en estos pagos uno no debe dejar de sorprenderse. Esa misma voz átona anuncia que Fernando Maura tiene la palabra durante cinco minutos.
Nuestra estrategia de esta misma mañana ha sido hecha añicos, supongo, mientras me dirijo a mi vez a la tribuna. Aunque habrá que aprovechar esta segunda intervención.
Después de la correspondiente serie de agradecimientos digo que tenía previsto intervenir en otro momento, pero que aún así estaba enccantado de hacerlo. Refiero la historia de nuestra relación con el Sahara en la breve trayectoria de nuestro partido y el punto de inflexión que para todos nosotros tuvo nuestra visita de febrero a Tindouf y a los territorios liberados. Y termino diciendo que la declaracióp que salga de la conferencia ese domingo debeería ser utilizada por todos los asistentes, convertidos en agentes activos de la causa saharaui para sumar voluntades a la misma.

2 comentarios:

Sake dijo...

Hermano tenemos un punto de unión y debemos entendernos por nuestro bien, por el bien de todos. Por favor llama a UPyD que hable.

BLANCA ORAA MOYUA dijo...

¿no vas a contar lo que hiciste el martes?