lunes, 18 de enero de 2010

Intercambio de solsticios (53)

POEMA FINAL

Si alg�n d�a, ETA, se obsesionara con mi persona
Y me diera el tiro "de gracia",
O me aconteciera un accidente mortal,
O me cogiera una enfermedad terminal,
Estar�a tranquilo/sé que tengo cubierta,
Razonablemente bien/mi hoja de servicios
Que mi mujer podría/¡al fin!/poner
Kilómetros de por medio,
De esa tierra hosca, hostil, agresiva,
En que han convertido el País Vasco.
Que mi hija se atrevería/tal vez
A volver a seguir los informativos/
Por televisión/una vez que su padre
Ya ha salido/debajo de una sábana blanca,
Con el inevitable reguero de sangre,
Discurriendo hasta la alcantarilla más próxima.
Que mi madre mantendrá tranquila
Su renta del apartamento de Madrid,
Que me ofrece cada poco,
Por no verme sufrir/por no sentir mi agobio.
Que mis amigos tendrían la oportunidad
De brindar por mi memoria/por favor
Absténgase de alzar la copa
Con agua o coca-cola
Que mis enemigos sentirán/quizás
Un poquito de alivio
Al ver que otro españolista
Abandona Euskadi/la patria de los vascos,
(vascos nacionalistas, soberanistas, excluyentes,
se entiende),
Con los pies por delante.
Sé que mis reducidos lectores descansarán
Al no verse precisados a leer/un nuevo libro
Todos los años o cada dos,
Aunque declaro, para su espanto,
Que es muy posible que deje,
Algún que otro original sin publicar,
Quizás haya quien se encargue de hacerlo.
Supongo que los votantes que me conocen
Serán acogidos por el consuelo
De otro representante,
Y que los que no me votan,
Pero también me conocen,
Sentir�n otro alivio/si bien distinto,
Especialmente los consejeros del Gobierno,
A quienes persigo con
Interpelaciones
Preguntas para su respuesta en Pleno
Preguntas para su respuesta en comisión
Preguntas para su respuesta por escrito
Solicitudes de comparecencia,
Solicitudes de información documentada
Artículos de prensa
O meras declaraciones para los medios
Porque así podrán dedicar su tiempo libre
En el ocio/en cosechar nuevos votos
Para sus partidos.
Brassens escribió su testamento musical,
"Súplica para ser enterrado en la playa de Sète",
Alegrándose de pasar su "muerte de vacaciones".
Pero es que todas las muertes se pasan de vacaciones,
Porque suponen el descanso/la paz/el final
De una vida que no es sino un paréntesis,
A cuyos lados izquierdo y derecho no hay nada,
Según dijo el insigne Jorge Luis Borges.
Pero yo intuyo que previamente al fundido en negro,
Me ocurra como a las velas,
Que justo cuando está a punto de consumirse la cera,
Un instante delantero a que se apaguen,
Tienen un fuerte chisporroteo,
Y que, como un estallido de luz,
Cuando el resto de mi organismo yace ya en paz
Mi cerebro todavía tiene riego,
Y desprendido de los dolores que le provocan
Músculos,
Huesos,
Y demás órganos internos
Siente un profundo bienestar final,
Y se ve transportado
A la playa de Matagorda, en Lanzarote,
O al paseo del Camino de Santiago, en Roncesvalles,
Sólo al principio/Para después
Sentir la presencia de la gente que te quiso,
De mi abuela Pilar, por ejemplo,
Que me cogería de la mano,
Y me llevara de paseo,
Entre las olas, a la orilla del mar,
O entre los hayedos que tintan de ocre el oto�o,
Justo antes del momento final,
Cuando ya la vela se extingue definitivamente
Y entre, yo mismo, en ese competido camino,
Que se llama olvido/ese material del que están
Hechos todos los hombres y mujeres,
Que nos precedieron,
Nosotros mismos,
Y los que vengan a sustituirnos.
De modo que, para descansar totalmente en paz,
Es preciso no haber dejado recuerdos imperecederos,
Que te pudieran acosar durante ese benéfico sue�o,
Y puedas decir, previamente
A dejarte llevar finalmente,
Y categóricamente
"De mí ya no se acuerdan.
Yo llegué antes que otros al olvido".

Lanzarote, 15 de agosto de 2002

2 comentarios:

carla dijo...

Choc total. Esta crónica me ha encogido las entrañas. A ver ahora cómo remonto el día...

Sake dijo...

No no es una novela, lo escrito por D.Fernando querido lector no es ficción, ha sido la realidad de muchos. Y sucede que la crónica de los horrores quiere seguir siendo alimentada por unos elementos que no son humanos o acaso lo humano pude tomar forma de monstruos malformados y criminales despiadados. Y lo dicen y persisten en su actitud ¡cómo son capaces! ¿acaso fueron concebidos por Satán en persona?, el Monstruo Cabrío tiene herederos ¡Proqué no se moriran ellos!.