viernes, 29 de junio de 2007

La Fundación Agustín Ibarrola: El proyecto.

El proyecto que estamos impulsando en el municipio abulense de Muñogalindo, pese a su novedad, tiene sus antecedentes. Son los casos de la Fundación Isamu Noguchi, ubicada al norte de Nueva York; el Kròller-Muller Museum y el jardín de esculturas y pabellones del Ilseln Hombroich en Dùsseldorf.
La Fundación Agustín Ibarrola será un museo, pero algo más también. Es decir, deberá cumplir las funciones de custodia, catalogación, estudio y exhibición de las obras del artista. Pero es que el enclave que supone la finca de Garoza de Bracamonte ha salido al encuentro con el alma de Ibarrola, y de esa verdadera simbiosis surge un proyecto cualitativamente distinto. Los bolos graníticos, las encinas centenarias y la particular constitución del monte bajo de retamas y arbustos aromáticos establecen ya un diálogo con las piedras que está pintando Ibarrola. Un diálogo entre naturaleza y arte que se verá reforzado con las dimensiones arquitectónica, de contenido de su obra y de las restantes dimensiones culturales que el equipo promotor de la Fundaciób pretende desarrollar.
Habrá, por lo tanto, un museo, depósito-archivo y oficinas. Pero la Fundación Agustín Ibarrola aspira a ser un Centro de Investigación, una Residencia de Artistas, una Institución Pedagógica y un Instrumento de Sensibilización hacia el Arte y la Naturaleza.
Una fundación convencional custodia obras y recibe visitantes. Lo que pretendemos en este caso es invertir este flujo y convertir la Fundación Agustín Ibarrola en centro de producción y emisión de información. Esto es, un modelo de integración tanto de las diversas prácticas artísticas como de la heterogénea pluralidad de nuestra sociedad, incluyendo necesariamente en ella a las personas que nunca se han interesado por el arte.
Entendemos la fusión entre el arte y la naturaleza como un elemento configurador de la vida. En ella residen las diversas sensibilidades del hombre que habita el siglo XXI. La preocupación por el medio ambiente, la reflexión sobre el papel de la técnica, la materialidad que ofrece una industria en transformación, las nuevas tecnologías y la lectura/descripción que de todas esas inquietudes haga el arte moderno forman necesariamente parte de este proyecto. Una fusión que, por fuerza, deberá ser democrática y antielitista.
Un proyecto, por fin, que deberá contar con el asesoramiento, el apoyo y la colaboración de equipos locales multidisciplinares.
Porque se trata de la integración de situaciones diversas: Agustín Ibarrola y Alfredo Melgar; País Vasco-Castilla-León-Ávila, Arte, Naturaleza y Vida; la Ambición y la Realidad Y la fusión del hombre que vivió las convulsiones del siglo XX y que participa de las preocupaciones del XXI.

Parlamentario Vasco del Partido Popular. Miembro del equipo promotor de la Fundación Agustín Ibarrola.
www.blogdefernandomaura.blogspot.com

4 comentarios:

María José dijo...

¡Qué proyecto tan novedoso e interesante!, me gustaría contactar con el director de la fundación, si fuera posible, Gracias por su atención.mjgpineda@teleline.es

El blog de Fernando Maura dijo...

Gracias, María José,
si tienes interés puedes escribirme a maura_f@parlam.euskadi.net. Por ahora se trata solamente de un proyecto. Aún no tenemos director.

Sara dijo...

Hola !!! me llamo sara y soy alumna de la Escuela de Arte y Superior de Conservacion y Restauración de escultura de Valladolid. Estoy realizando un trabajo de arte contemporáneo sobre los olmos que Agustín Ibarrola pintó en Salamanca hace ya unos cuantos años. Quería saber si podría ponerme en contacto con él de alguna manera como parte de mi proyecto. He visto la entrada en su blog y me a dao la sensación de que podría ayudarme. Muchas gracias de antemano.

Sara dijo...

Mi email es sara13_nai@hotmail.com pr si em pudiese aportar alguna infomacion. Gracias