sábado, 10 de noviembre de 2007

Conversación después de "salir del armario"

- ¡Hola, Sandra!
- ¡Hola, Fernando!
- Te he llamado esta mañana…
- … Sí. Pero estaba reunida con una empresa para entregarles un informe de seguridad… Y presentarles la factura…
- ¿Y qué tal eso…?
- Muy bien. Quince mil euros…
- No está mal. Pues yo te llamaba por lo del aniversario,,,
- ¿De boda?
- Sí.
- ¡Pero si eso fue el viernes pasado!
- ¡Vaya! Por lo menos la intención estaba ahí.
- Desde luego, desde luego. Y no te he llamado hasta ahora porque estaba viajando desde Barcelona, que es donde he tenido la reunión, con Juan Flórez…
- ¡Ah!
- Y hemos hablado mucho de ti. Ya te comentaré. Pero, primero, ¿qué tal ha ido todo?
- Bien, Sandra. Creo que más o menos como estaba previsto. El lunes me despedí de mis compañeros del pepé de Getxo…
- ¿Y qué tal te fue?
- Bien. El texto de mi despedida lo he publicado en mi blog.
- Ya lo veré. ¿Y?
- Bueno. Ya verás que fue una intervención bastante poco política. La hice desde el recuerdo de los tiempos vividos y del sentimiento.
- Ya. Bonita, supongo. Ya la leeré.
- Sí. Parece que ha gustado a la gente que la ha leído…
- ¿Y a la que estuvo allí?
- Supongo que también. Luego hubo un par de intervenciones. Muy correctas y subrayando que ahí iba a permanecer la amistad, por encima de todo. Luego tomamos un vino…
- No está mal.
- Hubo hasta quien me dijo que estaba de acuerdo con lo que yo había escrito en “El Correo”…
- Es que estaba muy bien.
- … Y luego me invitaron a cenar.
- ¡Bueno!
- Después estuvo lo del martes. La rueda de prensa y lo demás.
- De la rueda de prensa ya he visto algo, ¿qué tal lo demás?
- Pues mira. Me despedí de dos parlamentarios, uno es del PSE y el otro de EA. Con estos me he llevado siempre muy bien. En realidad se trata más de amigos que de rivales políticos.
- A veces es más fácil con los de otros partidos.
- Desde luego. La clave es siempre que no sean sectarios. Con los sectarios no te puedes llevar bien, aunque se encuentren en tu mismo partido.
- Eso mismo pienso yo. ¿Y qué más?
- En cuanto a mi grupo parlamentario –o a lo que hasta el martes era mi grupo parlamentario- no me despedí de todos…
- Ya me figuro.
- Sí lo hice del asesor jurídico del grupo…
- Felipe.
- Sí. Y la verdad que, aunque es un hombre bastante contenido en su expresión, noté un afecto que para venir de él resultaba algo especial.
- También del jefe de prensa del partido. Al que yo le seleccioné cuando era secretario general. Es un tío majísimo, así que con él todo fue muy fácil y muy cordial…
- No le conozco.
- Supongo que le habrás visto alguna vez en el parlamento… Me despedí también de Ana López de Alcorta, mi compañera de escaño… Y como no estaban ni Salvador Montes ni Juan Arroyabe no lo hice. Pero les llamaré por teléfono.
- Eso fue todo…
- Más o menos. Tuve una conversación larga con la presidenta del Parlamento, que estuvo muy amable, y también me despedí de las secretarias. Del tipo que más me ha hecho la puñeta en estos últimos años, nada. Aunque prácticamente me tropecé con él.
- Ya.
- ¿Y lo sdemás?
- Lo demás, agotador. No he dormido nada, por la tensión, hasta ayer. Después de la rueda de prensa y de la entrega del acta de parlamentario me fui a Barcelona, donde tuve una cena con los compañeros de UPD de ahí, que terminó tardísimo y el miércoles por la tarde estuve en Madrid.
- Pues Juan Flórez y yo hemos hablado mucho de ti durante el viaje.
- Es un buen tío.
- Sí. Es socialista. Pero es un hombre íntegro. A ti te tiene mucha simpatía. Aunque no te creas que has estado presente en todo el viaje.
- - ¡Ja, ja, ja! Supongo que no.
- Los primeros cien kilómetros, hablando de María, que tiene su aquél…
- Ya.
- Los segundos cien, de la gorda. Que no tiene desperdicio…
- Desde luego.
- Y luego saliste tú a colación. Bueno, lo estabas desde el principio, pero antes decidimos que había que degollar alguna otra cabeza.
- Ya veo.
- Juan me preguntaba por la causa de tu decisión. Ya sabes, le dije, derechización, aburrimiento y que no hacías migas con María…
- Y supongo que porque también me hace ilusión este proyecto.
- También, también. Coincidíamos Juan y yo que habíamos perdido un gran político.
- Me regalas los oídos.
- ¡Qué tontería! ¡Si ya sabes que eso es lo que pienso! Así que los siguientes cien kilómetros llegamos hasta Tejero…
- Es curioso. ¿Y cómo fue eso?
- Empezamos por los políticos que nos gustan… Tú, Ruiz Gallardón… De vosotros pasamos a Suárez, y de Suárez a Tejero. Así fue la cosa.
- Es un vericueto un tanto curioso, pero no deja de tener su sentido.
- Te tengo que decir que me llamó el, director de Osalan[1].
- ¿Y?
- Me dijo que tenía que agradecer la actitud del pepé en el debate sobre el, tema. Que tu intervención había sido muy positiva y que las propuestas de resolución estaban muy bien. Y que era consciente de que las dos cosas se debían personalmente a ti y a mi. Creo que vamos a tener una reunión y eso te lo debo a ti.
- ¡Al final va a resultar que hemos hecho un buen equipo!
- Te voy a echar de menos, no te creas.
- Tú con unas propuestas de resolución que tocan aspectos muy concretos de la seguridad laboral y yo con una intervención general que situaba el asunto. Y los dos con un criterio según el cual se debía dar una respuesta positiva a un problema tan grave y con consecuencias dramáticas, de víctimas mortales…
- Bueno. Y aunque no os voy a votar espero que nos sigamos viendo. ¡Ya sabes que ni siquiera voto al partido de mi marido!
- Lo sé. Desde luego. Cuando yo vaya por ahí te llamo. Y si tú vienes por Bilbao dímelo, y procuro hacer un hueco…
- Y quiero conocerle a Rosa…
- Creo que a finales de este mes tiene una intervención en Bilbao.
- Ya. ¡Pero no quiero un saludo entre la multitud, sino un encuentro con ella. Creo que puedo perdirlo. Soy una persona importante!
- Desde luego, desde luego. Tienes razón.
- ¿Y a que no sabes qué?
- Si no me lo dices…
- Que, según Juan, me van a nombrar alguna cosa institucional en el partido. Nos hemos apostado a que en diez años me harían cargo de algo. Yo le he dicho que no…
- Me parece que no resultarías demasiado cómoda. Y ya vez lo que son los partidos ahora. Todo lo que se selecciona son gente mediocre, gente con la que luego pueden hacer lo que les dé la gana…
- Eso mismo pienso yo. Así que ganaré la apuesta.
- Lo supongo.
- Bueno, Fernando. Te dejo, que estoy llegando a casa.
- Un beso, guapa. Gracias por llamar.
- Adiós.
[1] Servicio Vasco de Seguridad y Salud en el Trabajo

6 comentarios:

Esteban dijo...

Estimado señor Maura:

Le agradezco la respuesta muy sinceramente. me gustaría poder aportar algo a la vida política. No tengo inconveninete en hacerlo para UPD. No sé el cómo, si usted me lo indicara, valoraría las posibilidades que me dejan mi profesión y mi doctorado.

Un afectusos saludo,

Esteban Goti.

jiegui57 dijo...

Estimado amigo: tuve la oportunidad de conocerle personalmente ayer en Santander. Fue muy breve. Leyendo su texto de hoy me doy cuenta de lo duro que debe ser dejar un partido en su caso como probablemente en el de Rosa Diez. Yo, que sin ninguna experiencia política he decidido apoyar a UPD me siento muy bien con su compañia aunque lamento una pérdida tan importante para el pp.Me preocupa más el estado que los partidos, me parece que el pp necesita gente que lo centre un poco, que le quite le caspa. Nada más; gracias de nuevo por su compañia. Solo un detalle: de su conversación con esa ya antigua compañera me queda una duda: ¿quien es Maria? ¿es San Gil?
un saludo:
jose ignacio eguizábal

El blog de Fernando Maura dijo...

Esteban,
puede conectar conmigo a través de mi correo electrónico: "f.maura.b@gmail.com". estaré encantado de que nos encontremos.
un saludo muy afectuoso

El blog de Fernando Maura dijo...

jiegui57,
gracias por tu comentario. A tu pregunta debo contestarte que se trata de un alto cargo de la dirección del Partido Popular del País Vasco, seguramente, porque lo dice "Sandra", no yo.
un abrazo.

Lord Kobol dijo...

Hay un nuevo foro de debate sobre UPyD:



http://www.foroupd.es


Saludos

C-UPD dijo...

fernando, le dejo un enlace con el MANIFIESTO DE CIUDADANOS POR LA UNIÓN, EL PROGRESO Y LA DEMOCRACIA que hemos publicado desde el blog c-upd.blogspot.com.

un saludo