lunes, 9 de febrero de 2009

Liberales en Europa

El grupo "Liberales y Demócratas para Europa" (ALDE), en cuyo seno se ubica buena parte del liberalismo político europeo, cuyos casos más representativos son la UDF francesa, el partido demócrata liberal británico, el FDP alemán, los liberales holandeses, los daneses, los austríacos, los radicales de Emma Bonino... y así hasta sumar organizaciones políticas de 22 países miembros de la Unión Europea, cuenta en España con la curiosa adscripción de Convergencia Democrática de Cataluña y del Partido Nacionalista Vasco.
No resulta muy liberal eso de adjudicar etiquetas de tales a quienes pretenden situarse en este ámbito ideológico. Sin embargo, parece cuestión pacífica considerar que el liberalismo pone como centro de su pensamiento a la persona y los derechos que le preocupan son, ante todo, los individuales. No ocurre lo mismo con los partidos nacionalistas, que anteponen los pueblos a las personas y -muchas veces- los llamados derechos colectivos a los individuales.
Los nacionalismos traen su causa además de la reivindicación del pasado. El PNV, por ejemplo, es conocido como el "partido jelista", donde "JEL" es "Dios y Leyes Viejas", en el antiguo idioma vasco.
No sólo eso. Su pretensión estriba en crear nuevas fronteras físicas, legales y lingüísticas; defienden autonomías subvencionadas -Cupo vasco- o a subvencionar -caso de Cataluña- y niegan en la práctica el principio liberal de la igualdad de todos los ciudadanos ante la ley, como señalara Hayek, y antes y después de él todo liberal que se reclame de serlo.
.Se compadece mal el liberalismo con las ideologías reaccionarias, porque se asocia de forma particularmente fuerte con la idea de progreso. La convicción liberal en la razón y el progreso tiene sus raíces en lo que los liberales percibieron como la necesidad de disolver el viejo orden y de reemplazarlo por otro mejor.
España, que ha sido cuna de tantos y tan significados liberales se merece sin duda una representación más adecuada en el seno del partido que asume esta ideología en la Unión Europea. Claro que el liberalismo ha pasado en nuestro país por etapas de fortaleza y debilidad. Los dos grandes partidos españoles están vinculados a la Internacional Socialista y a la Popular democristiana y se han empleado de forma sistemática en laminar el espacio del centro, terreno privilegiado del moderno liberalismo. Que el "tercer" partido de España lo sean los nacionalistas es efecto principal de sus políticas, aunque sus consecuencias las paguemos todos los españoles.

8 comentarios:

Sake dijo...

Sencillo y magnifico artículo, D. Fernando. Es curioso lo del PNV, quiere llamarse liberal, cuando no respeta al individuo. Su obsesión es la Independencia, y el ventajismo. Y no se para en medios, para fomentar y crear la mentalidad Naconal, por encima de la Libertad Individual y el diálogo por la igualdad de los Ciudadanos. También le gusta, porner la barrera del Idioma. En fin no sé porque están apuntados a algo que ni les va ni les importa un bledo.

Blanca Oraa dijo...

¿No estás interesado en la interactividad?

Sake dijo...

D.Fernando, con su permiso voy a abusar de su confianza. Uno va buscando un sitio tranquilo, y éste en éstos momentos lo parece. Recuerdo mi adolescencia, y cuando mi padre, preocupandose de mi, me imponia sus reglas. Siempre me someti (no sin dolor y frustración). Y éso me hizo disciplinado aunque como Galileo (por dentro segui firme en mi pensamiento). ¿Esa violencia juvenil, tendra algo que ver con la violencia en general?.Evidentemente, no lo parece, porque en ocasiones, los padres hacen que se prolongue la violencia que ellos sienten, en los hijos. Bueno voy a parar aqui, ceo que se trata de tema demasiado arduo para mi. Y usted, ¿Que opinión le merece el tema?. Podria ayudarme con un buen escrito. Un afectuoso Saludo.

Sake dijo...

El estado de ánimo, nos condiciona fuertemente. En cualquier ambito del ser humano. El Futbol, nos asombra en ocasiones, con hazañas espectaculares, de equipos muy inferiores (en presupuesto y en fichajes caros) y consiguen victorias que hacen historia. ¿UPyD, con éste presupuesto y a pie de calle, conseguira llegar a los ciudadanos?. Lo veremos, y pronto. En cualquier caso D.Fernando, después de tantas batallas ¿A nosotros que más nos da?¿Vamos a cambiar por un resulado u otro?. Creo que no, seguiremos igual, luchando, con nosotros mismos y contra los elementos.

Sake dijo...

D.Fernando ¿Los recuerdos pesan?, los recuerdos tienen un peso, el peso de la vida. Pero recordar, es lo que hace el viejo. El viejo recuerda, mira hacia atrás, porque hacia delante ya ve poco recorrido. Y ¿Ama el viejo sus recuerdos?, algunos si, otros no serán tan amables. Aunque a esas alturas de la edad,imagino que se es lo suficientemente benevolo, como para no sufrir. No hablo de nosotros D. Fernando, nosotros todavia somos "jóvenes".

Pedro José Chacón Delgado dijo...

Hola Fernando, tiempo sin intervenir aquí aunque no sin seguirte, como supondrás.

En relación a tu entrada sobre los liberales y el nacionalismo que nos ha tocado en suerte. Grave cuestión.

Dices, con razón, que los dos grandes partidos españoles no están adscritos a esa internacional liberal europea y en cambio sí lo está el nacionalismo. Absurdo donde los haya. ¡Si don Gregorio Balparda levantara la cabeza!

Con la Transición española (y recuerdo ahora un artículo de análisis que leí de Manuel Montero, donde lo explicaba muy certeramente) hubo un déficit enorme de liberalismo en los partidos españoles que empezaban su andadura en la legalidad. La herencia cristiano-católica por un lado y la herencia marxistoide por otro hacían posible que la democracia española se tuviera que construir sin un gran partido liberal moderno.

En España el liberalismo, como explicas muy bien, tiene una tradición histórica enorme. Lo que pasa es que esa tradición está lastrada, desde el mismo 1812, por ese catolicismo omnipresente y abrumador que ha sido, por otra parte, el santo y seña de la historia de España y de su identidad como nación hasta hoy mismo.

Yo no seré de los que renieguen de ese pasado católico de España, ni aun de su presente, que tan cerca nos llega por vínculos de todo tipo, pero sí está claro que lo que España representó, como defensa de la catolicidad en todo el mundo, y con lo que alcanzó la gloria que pocas naciones hoy en día pueden atesorar en su pasado, resultó, con el tiempo, una rémora para el desarrollo del país en otros terrenos, en particular el del liberalismo.

Los liberales en España fueron siempre una minoría, selecta y sublime, pero minoría, y tuvieron siempre que estar echándose en brazos de compañeros de viaje poderosos (bien católicos, bien progresistas-socialistas-republicanos) que al final les dejaron en la estacada.

UPyD pienso que tiene que reivindicarse como liberal, y más aún que eso, tiene que reivindicar también las bondades de la crítica actual al liberalismo (representadas por el llamado republicanismo), porque el liberalismo, siendo como es la columna vertebral de los sistemas democráticos occidentales, con su defensa de los derechos individuales, su adopción de acuerdos por mayorías, su división de poderes, etc., está claro que presenta unas fallas, unos vicios, una esclerosis en su funcionamiento que hay que solucionar.

En España este republicanismo está muy bien representado, por autores que en algunos casos estuvieron detrás del surgimiento de Ciutadans en Cataluña, por ejemplo (pienso en Félix Ovejero Lucas), y que ahora no sé dónde están.

Pero, en cualquier caso, UPyD pienso que tiene que acercarse a esa gran corriente liberal europea que en España no está bien representada porque ninguno de los grandes partidos responde a esas premisas en su integridad.

Lo de los nacionalistas vascos y catalanes ya sabemos que es para echarles de comer aparte. Ellos pueden estar ahí porque, mal que les pese, pueden demostrar que participan en unos regímenes liberal-democráticos, como el que tenemos en España (del que siempre despotrican por su baja calidad), y están (por imperativo legal, como dicen ellos) obligados a respetar sus leyes, la principal la Constitución (que habría que recordarles, en esas situaciones que reivindican para sí de liberalismo y democracia, que ellos no la votaron) y tienen que presentarse a las elecciones, y tienen que seguir las formalidades del régimen en el que viven muy cómodamente.

Pero históricamente, y en relación concreta al PNV, no son partidos leales, no son partidos de los que te puedas fiar: siempre intentarán barrer para casa y lo que ocurra con el sistema en el que medran a ellos les traerá siempre muy sin cuidado.

O sea que entiendo tu perplejidad a la hora de colocar a UPyD en el ámbito europeo y si tu deseo es que esté al lado del liberalismo más conspicuo.

Un saludo afectuoso.

Sake dijo...

Pedro Jose Chacón Delgado.

Nos ha regalado un estupendo escrito (de los que se aprende y mucho). He aprendido del Liberalismo (en poco tiempo) más de lo que sabia y habia aprendido en toda mi vida. Gracias por el Escrito, entre otras cosas porque creo que hay mucho desconocimiento, sobre el Lberalismo y su Hisoria, y los temas que abarca. Y me parece una opción muy seria y respetable. Y en España hay mucha Historia Liberal.
Gracias y un Saludo.

Sake dijo...

D.Fernando, creo que mañana es el dia de los "Enamorados". Y pienso que compartir aventura con un Partido Politico, puede tener algo de "Enamoramiento". Sobre todo si uno se entusiasma lo suficiente. Demasiado entusiasmo puede ser malo para la "Salud". Pero lo que es seguro, seguro, es que la falta de entusiasmo (osea el aburrimiento), es lo peor que puede sucederle a un Ser Humano. Un Afectuoso Saludo, D. Fernando.